Saltar al contenido
TIPOS DE PECES EXÓTICOS

Lámparas de luz diurna en acuarios

Lamparas de luz diurna en acuarios

La iluminación en un acuario es de gran importancia tanto para las plantas como para los peces. Es responsable de la formación del verde de la hoja y permite la absorción de dióxido de carbono (CO2), que luego las plantas liberan nuevamente en forma de oxígeno. Una de las principales tareas de la lámpara de luz diurna es utilizar su luz para iniciar el proceso de fotosíntesis y subrayar la belleza del acuario.

Evaluación profesional

Las lámparas de luz natural son un componente importante y, por lo tanto, no deben faltar en ningún acuario. El beneficio radica en estimular a las plantas a realizar la fotosíntesis a través de la alta temperatura de color para liberar oxígeno al medio ambiente. La lámpara de luz diurna es adecuada para vegetación vegetal, así como para peces, cangrejos y caracoles. Sin embargo, una intensidad de luz insuficiente o un espectro de luz incorrecto pueden provocar la extinción de plantas y animales.

La gran ventaja de las lámparas de luz diurna es que la estimulación de la fotosíntesis significa que los nutrientes en el acuario se regeneran y promueven constantemente. La iluminación tiene un consumo de energía significativamente menor y la temperatura de color emitida es ideal para la flora y la fauna.

Fuente: daylight lamp.com

Información importante sobre compra y uso

Al comprar una lámpara de luz diurna, se debe prestar especial atención a la potencia requerida. Pero la intensidad luminosa de la fuente de luz también es muy importante, porque el consumo de energía debe mantenerse lo más bajo posible.

Bombillas de un vistazo

Las lámparas LED, las lámparas halógenas, los quemadores HQI y los tubos fluorescentes son especialmente adecuados como iluminantes para la iluminación de acuarios. En la mayoría de los casos, se eligen luces de cubierta ajustadas para la iluminación del acuario. Contienen tubos fluorescentes que, por sus dimensiones, son ideales para iluminar acuarios de acuarios convencionales. Los tubos fluorescentes más utilizados son los modelos T5 y T8, ya que el enchufe y el balasto suelen estar ya integrados en la tapa del acuario.
Sin embargo, los tubos fluorescentes tienen una desventaja. Su luz no brilla hacia abajo, como se requiere en un acuario, sino en todas las direcciones. Para solucionar este problema se necesita un reflector de lámpara a través del cual la luz se dirija hacia abajo y se garantice una iluminación uniformemente distribuida.

Intensidad de luz y duración de la iluminación.

Otro aspecto importante a la hora de comprar una lámpara de luz natural es la flora y fauna del acuario. La intensidad de la luz y la duración de la iluminación deben adaptarse a las plantas y los peces para mantener y apoyar el crecimiento y la supervivencia de las especies predominantes.

Por ejemplo, las plantas con mucha luz necesitan una iluminación suficiente y brillante para crecer. Por el contrario, demasiada luz puede ser perjudicial para las plantas y los peces con poca luz e incluso provocar la muerte de la especie.

Las fases de luz y oscuridad bien coordinadas también son cruciales. Los peces que están activos durante el día dependen de una fase oscura para recuperarse, mientras que las especies nocturnas utilizan las fases de luz para relajarse y solo se activan en la oscuridad.

En general, la duración de la iluminación diaria debe extenderse a un período de 10 a 12 horas, seguido de una fase de oscuridad.

Para finalizar

En resumen, la lámpara de luz natural es uno de los componentes más importantes del acuario y ofrece varias ventajas sobre otros tipos de iluminación. Estimula la fotosíntesis, tiene una alta temperatura de color y provoca un bajo consumo de energía. Con su luz y la liberación de nutrientes, asegura la supervivencia de la flora y fauna en el acuario.