Saltar al contenido
Peces exóticos

¬ŅC√≥mo mantener un agua saludable para el acuario?

Cómo mantener un agua saludable para el acuario
Cómo mantener un agua saludable para el acuario

 

La mayoría de los problemas que enfrentan los acuaristas en su actividad se refieren a la salud del agua que mantienen en sus acuarios.

¬ŅC√≥mo mantenemos el agua buena en nuestro acuario?

El decreto es duro: no hay agua equilibrada, no hay peces. De ahí la constante lucha de los acuaristas por la calidad del agua.

Ya se ha dicho en otro art√≠culo que el hecho de que el agua parezca cristalina no la califica como ¬ęsaludable¬Ľ para la vida de los peces.

La ¬ęcalidad¬Ľ de la que hablamos aqu√≠ no se refiere a las condiciones de potabilidad del agua (buena para el consumo humano), sino a que es biol√≥gicamente adecuada para la vida acu√°tica.

Nuestros colegas principiantes, deseosos de montar su acuario y comprar los peces m√°s bellos que encuentran en las tiendas, no hacen ning√ļn estudio previo sobre los procedimientos correctos de la afici√≥n, preocup√°ndose poco por el estado del agua donde vivir√°n los peces.

No pretendemos exponer los principales errores de los acuaristas novatos, sino discutir un poco sobre lo que se debe hacer para mantener la calidad biológica y química del agua, para el éxito en el arte de la cría de peces ornamentales.

En el medio natural, las aguas de los ríos, lagos, arroyos, fuentes y embalses no coinciden simplemente con el H2O puro.

Sino que hacen una verdadera ¬ęsopa¬Ľ de diversas sustancias y elementos, como sales, materia org√°nica, coliformes, amon√≠aco, manganeso, hierro, calcio, nitritos, etc.

Tampoco est√°n libres de microorganismos como bacterias, protozoos, algas, plancton, etc.

Sin embargo, cuando hablamos de acuarios, como los sistemas artificiales, las posibilidades de que el agua sea saludable dependen de algunos factores y actitudes externas, para que sea apropiada para la vida de los peces.

El sistema de filtración, la temperatura, así como los parámetros de agua más conocidos como DH, Ph, presencia de nitritos y amoníaco necesitan una atención extra por parte del criador.

Podemos prestar atenci√≥n a las se√Īales del acuario que indican alg√ļn tipo de problema serio o desequilibrio en la biolog√≠a del acuario:

Problemas frecuentes en el agua de nuestros acuarios

  1. – Turbidez del agua (para un color lechoso o verde, principalmente);
  2. РAparición de varias algas y hongos, algunos más peligrosos que otros (las algas azules, rojas y negras son más peligrosas que las algas verdes y filamentosas);
  3. – Comportamientos extra√Īos de los peces, como respiraci√≥n jadeante, falta de apetito o movimiento, y aletas encogidas o ro√≠das.

Un sistema artificial depender√° diariamente de su cuidador. Foto: K. Koike

Un desequilibrio en el trabajo de las bacterias ben√©ficas en el acuario es denunciado por la alta presencia de nitritos (NO2), amon√≠aco en el medio acuoso (NH4OH) y fosfatos (PO4), que pueden da√Īar la vida acu√°tica.

Las dos primeras son ¬ęvenenosas¬Ľ en cierta cantidad, y la tercera, aunque no afecta directamente a los peces, si alcanza niveles altos, contribuir√° a la proliferaci√≥n de algas.

Recuerda que una de las mayores causas de la presencia de algas en un acuario es la inserción de plantas que ya tienen algas, por lo que el acuarista debe tener cuidado con las plantas nuevas.

¬ŅPero qu√© causa el aumento de estos elementos en el agua del acuario?

Los restos de comida, la descomposición de los peces y las plantas, las heces de los peces, los productos químicos que se colocan en el agua, ya sea para controlar el pH, el DH o las sales, la falta de intercambio parcial de agua son las causas más comunes.

Por ejemplo, el fosfato por encima de 1,0 mg/L en el acuario puede hacer que aparezcan algas; demasiado nitrito en el agua perturba el crecimiento normal de los peces jóvenes y también perjudica los procesos reproductivos.

Debes saber que durante el ciclo del acuario, estos elementos son normales para alcanzar niveles críticos, pero tienden a disminuir en el transcurso de semanas, debido al trabajo de las bacterias y plantas buenas.

¬ŅPero qu√© se puede hacer para mantener el agua saludable para los peces?

1. Realizar intercambios semanales, del 20 al 30% por semana.

Es muy importante renovar el agua del acuario para mantener su equilibrio biológico, algo comparable a abrir siempre las ventanas de la casa, para ventilar, evitando que el aire se vuelva apagado y con mal olor.

Cambiar una cierta cantidad de agua periódicamente es la mejor manera de mantener bajos los niveles de nitrato y fosfato en nuestros acuarios.

El pez se lo agradecer√°, con un aspecto mucho m√°s saludable.

Pero esta agua a cambiar no debe venir directamente del grifo, sino de un depósito con agua en reposo durante al menos 2 o 3 días.

Tiempo para la eliminación de los gases venenosos presentes en el agua tratada de las ciudades.

Los que tienen agua de fuentes naturales pueden intercambiarla el mismo día (algo raro para los que viven en apartamentos urbanos).

Por experiencia propia, es preferible hacer dos cambios de 10% en el volumen del acuario (mejor que una vez 20%) por semana, aprovechando para hacer un sifón, en uno de ellos.

Por mucho que no lo parezca, sólo hay que tocar el sustrato para ver cuántos escombros se acumulan allí.

Les recuerdo que el c√°lculo del volumen a cambiar en los TPAs recae en el valor REAL del volumen de agua del acuario.

Y no en el valor BRUTO, que tenemos al calcular las mediciones; el valor REAL = VALOR BRUTO – 10% a 15%.

Tambi√©n es √ļtil para eliminar la capa oleosa que suele formarse en la superficie del acuario.

Con un bote o con la técnica del periódico: tome una hoja de papel sobre la superficie, y en 2 segundos, elimine: el aceite sale junto. Hazlo hasta que la oleosidad se haya agotado).

Al hacer los cambios parciales, no asepsia el filtro, al menos en el mismo d√≠a, ya que puede da√Īar las bacterias beneficiosas presentes en √©l.

Los acuaristas que sólo cambian (o completan) el agua una vez al mes es probable que tengan más problemas en la biología de su acuario que los que lo hacen semanalmente, y pueden tener pérdidas de peces.

Del mismo modo, los cambios exagerados del agua (m√°s del 50%) en un momento dado pueden tener consecuencias tr√°gicas para la vida de los esacuarios, ya que pueden da√Īar los par√°metros del agua y la vida bacteriana.

2. Alimentar a los peces con moderación, y alterar la comida

Una de las fuentes de fosfato en el acuario est√° en los alimentos en escamas, que lo utilizan como conservante.

Anote el nombre de la marca que usa en sus ingredientes para encontrar uno con menos fosfato.

Una pizca de alimento una vez al día es suficiente para la mayoría de los peces adultos.

Retire todos los restos de comida preparada del acuario, del fondo o de la superficie.

El exceso de comida, al pudrirse en el agua, hace que el ambiente sea tóxico, acidificando y enturbiando el agua, creando hongos y moho (gelatinoso y blanco), lo que causa un gran estrés a los peces.

Además, los peces muy gordos se enferman más fácilmente, en sus órganos internos, como el hígado, por ejemplo.

3. Presta atención y cuidado a la flora del acuario.

Las plantas, ni siquiera necesito hablar aqu√≠, son muy √ļtiles para equilibrar la biolog√≠a del sistema.

A los peces les gusta vivir naturalmente junto a las plantas. Sin embargo, las plantas necesitan cuidado con el sustrato, el agua y la iluminación.

El agua pobre en nutrientes tiende a degenerar las plantas, da√Īando su desarrollo y llevando a su aniquilaci√≥n, lo cual nadie quiere.

Hay excelentes fertilizantes preparados, nutrientes l√≠quidos, adem√°s de tabletas, que act√ļan para el florecimiento y la exuberancia de las plantas del acuario.

Muchas especies de plantas ayudan a filtrar el agua, y a detener la proliferación de algas, porque se disputan con ellas los nutrientes disueltos en el agua.

4. Presta atención al correcto movimiento y funcionamiento del agua debido al filtro.

Ser√≠a inviable que un peque√Īo sistema artificial sobreviviera sin el movimiento del agua.

Pero demasiado movimiento puede da√Īar la vida del acuario, no s√≥lo la de los peces y las plantas, sino tambi√©n la de las bacterias.

Es necesario comprobar diariamente si la bomba funciona.

Los filtros también deben ser limpiados a ciertos intervalos, y hacer que los elementos filtrantes Рquímicos y mecánicos Рsean cambiados a su debido tiempo.

Tambi√©n dejo algunos datos interesantes sobre el ¬ęagua de acuario¬Ľ, basados en fuentes tanto cient√≠ficas como ¬ęemp√≠ricas¬Ľ:

– Cuidar el agua del acuario es preservar la tranquilidad de los peces que viven en ella;

– La calidad del agua var√≠a seg√ļn cada regi√≥n, porque depende directamente de los aspectos geol√≥gicos de su origen;

– Poner peces directamente en el agua que sale de los grifos es una muerte segura, debido principalmente al cloro presente en las aguas tratadas de las ciudades;

– Cada acuario reci√©n montado necesita un tiempo de ¬ęciclado¬Ľ, para estabilizar el sistema;

РSiempre es bueno prestar atención al color del agua del acuario; (hay un artículo en este Foro sobre esto: Sobre el color del agua del acuario)

РDebes prestar atención a los parámetros del agua de cada pez o grupo de peces que desees criar (antes de comprarlos, por supuesto)

РLos acuarios sin plantas naturales siempre serán más complicados de equilibrar biológicamente;

РNo hay una conexión directa entre el Ph y el DH: un agua puede ser ácida y dura, blanda y alcalina, o viceversa;

– El agua √°cida inhibe el crecimiento de muchas algas y hongos, y muchas especies de peces prefieren el agua ligeramente √°cida para reproducirse, logrando evitar los hongos en los huevos);

РLas aguas muy duras, es decir, con mucha caliza diluida y sales de magnesio (DH entre 15 y 25) dificultan la reproducción de muchos peces;

– El agua de lluvia o de hielo del refrigerador no es calc√°rea (mineralizada);

РCiertas piedras, sustratos, así como troncos mal tratados en el esacuario interfieren en la calidad del agua, por ejemplo alterando el Ph.

РCuanto más tiempo se mantenga el agua en el acuario, más dura será, porque con la evaporación, la concentración de sales tiende a aumentar;

РPara completar el agua que se evapora del acuario, el agua de lluvia es una buena opción (por supuesto, no estar contaminada), porque no está mineralizada;

РLas plantas acuáticas con raíces se nutren de sales minerales; y los peces también las necesitan, diluidas en agua, porque no viven en agua destilada Рmuertos;

– La presencia de peque√Īos caracoles en el acuario, como seres que filtran el agua, sirve como un verdadero ¬ęterm√≥metro¬Ľ biol√≥gico para el medio ambiente.

Su desaparición o muerte es un hecho preocupante, especialmente en relación con el agua;

– Las algas beneficiosas son comidas por los caracoles en el acuario; las algas de las que estos seres ¬ęescapan¬Ľ son t√≥xicas, as√≠ que ten cuidado.

Seg√ļn los bi√≥logos, hay m√°s de 3.000 especies de algas;

– Desperdiciar o morir plantas es una mala se√Īal para la calidad del agua de acuario: indica que el agua es pobre o con par√°metros inadecuados, biol√≥gicamente hablando;

РUn acuario con mal olor indica una mala calidad de agua, y requiere una intervención radical del criador, ya sea en el agua, en el sustrato o en los peces y otros seres;

РForzar cambios en los parámetros del agua, por la razón que sea (normalmente con prisa) no está indicado, y la experiencia demuestra que tales actitudes casi siempre conducen al fracaso; respeta el tiempo de la naturaleza;

Por √ļltimo, incluso con todos estos cuidados para mantener un agua saludable en el acuario, debemos ser siempre conscientes de sus par√°metros, que deben ser medidos rutinariamente.

Otro hecho que merece ser mencionado es tener siempre sentido com√ļn en la cantidad de peces que se mantengan en el medio.

Las recetas que se dan aquí pueden no ser muy nuevas para algunos, pero pueden ser de gran beneficio para muchos amigos que quieren lograr el éxito y la satisfacción en la cría de peces ornamentales.