Saltar al contenido
TIPOS DE PECES EXÓTICOS

Después de casi cinco décadas de desaparición, el pez reaparece en el río São Francisco

Despues de casi cinco decadas de desaparicion el pez reaparece

Foto: Foto: Divulgación / Codevasf

En la región del Baixo São Francisco, entre los estados de Sergipe y Alagoas, se encontraron ejemplares adultos de Pirá, el pez símbolo del Velho Chico, luego de una campaña liderada por la Compañía de Fomento de los Valles de São Francisco y Parnaíba (Codevasf) para el rescate de la especie, considerada en peligro de extinción.

Según el Área de Revitalización de la Cuenca Hidrográfica de la empresa, esta reaparición se produjo aproximadamente un año después de la liberación de peces juveniles en el río. “La reproducción de pirá en la región solo se ha producido de forma artificial, en el laboratorio. El riesgo de extinción permanece, especialmente porque las condiciones que dificultan la reproducción aún están presentes. Pero el hecho de que aparecieran en la pesca demuestra que los ejemplares liberados en el río encontraron condiciones satisfactorias para desarrollarse ”, explica el ingeniero de pesca Albert Rosa, analista de Codevasf.

La campaña para el rescate de Pirá se inició en diciembre de 2015, con la captura de reproductores y matrices en el río Paracatu, en el Alto São Francisco en Minas Gerais, la única región de la cuenca hidrográfica donde aún se encontraba la especie. Después de la construcción de grandes presas en el lecho de São Francisco, como Sobradinho, había desaparecido de las regiones Medio y Bajo São Francisco.

El siguiente paso consistió en adaptar y poner en cuarentena los ejemplares en el Centro Integrado de Pesca y Acuicultura de Três Marias, en Minas Gerais, y luego, transportar 20 pirás al Centro Integrado de Itiúba, en Alagoas. En esta unidad, pasaron por un proceso de adaptación y desarrollo, inducción artificial de reproducción y producción de alevines, que culminó con la liberación de juveniles en el río.

Pericia

Con base en el éxito obtenido en la primera fase de la campaña Pirá, Codevasf proyecta capturar nuevos ejemplares de la especie en el medio natural del Alto São Francisco para distribuirlos a otros cuatro Centros Integrados de Pesca y Acuicultura de la Compañía, para intensificar sus actividades. acciones de rescate de esta especie de la extinción.

Para realizar actividades con fines científicos, como captura, reproducción, larvicultura, eclosión, pesca y monitoreo ictiológico de especies nativas de peces amenazadas de extinción, se requiere autorización del Instituto Chico Mendes para la Conservación de la Biodiversidad (ICMBio).

Además, todo el manejo e infraestructura utilizada para la captura en el medio natural, transporte, cría y cría, adaptación y liberación de juveniles (pesca de peces) son realizados exclusivamente por Codevasf.

En los Centros Integrados de Pesca y Acuicultura de la Compañía, ya se han desarrollado tecnologías de reproducción artificial para unas 40 especies de peces nativos del río São Francisco. Además del expresivo incremento en la producción de alevines mediante estas tecnologías, que ha convertido a Codevasf en un referente nacional en el área acuícola, se ha logrado reproducir, de forma inédita, especies de gran valor comercial, como Surubim, y especies en peligro de extinción – además de Pirá, también Matrinchã y Dourado.

El presidente de la Colonia Pesquera Z-20 de Pão de Açúcar (AL), Genivaldo Bezerra, conoció la reaparición de Pirá a través del informe y las imágenes enviadas por un pescador afiliado. “Pirá fue visto por última vez en esta región en 1984. Quien empezó a pescar más recientemente, no lo sabe. Esta reciente aparición fue incluso motivo de admiración. Aconsejamos que si algún pescador captura el pescado no lo venda y avise a la Colonia para que nos pongamos en contacto con Codevasf. Tenemos informes de otros pescadores de que se pescaron otras pirás, además de Matrinchã, Pescada Branca e incluso una olla Surubim de 5 kg ”, dice.

Sobre Pirá

Pirá también se conoce como Pirá-Tamanduá, porque tiene un hocico que recuerda al de Tamanduá y que le permite capturar de manera eficiente los invertebrados – principalmente moluscos – que viven en el sustrato del cauce del río São Francisco, sus afluentes y lagunas marginales. Es un pez de cuero blanco azulado, que por su belleza tiene una gran demanda para el acuarismo (práctica de cría de peces, plantas y otros organismos acuáticos en acuarios). Puede alcanzar los 13 kg de peso y 1 m de longitud, sin espinas en la carne y con un buen valor de mercado.

El Pirá pasó a ser considerado un pez símbolo del São Francisco en 1997, en Penedo (AL), con motivo del lanzamiento del Proyecto Peixe Vivo, cuando Correos hizo circular un sello conmemorativo de las especies autóctonas del río. Este proyecto, coordinado por Codevasf, involucró a estudiantes y pescadores artesanales del área del Área de Protección Ambiental (APA) de Marituba y recibió un premio nacional como una gran iniciativa para recuperar la biodiversidad de la ictiofauna “Velho Chico”.

También fue ese año que el biólogo Yoshimi Sato, del Centro Integrado de Recursos Pesqueros en Acuicultura en Três Marias, obtuvo el primer desove de Pirá en el laboratorio.

Fuente: Revista Rural

Publicado en octubre / 2021