Saltar al contenido
TIPOS DE PECES EXÓTICOS

Pez Betta sin comer – Pintar un pez

Pez Betta sin comer Pintar un pez

La belleza de un pez betta está más allá de la comprensión de los entusiastas de los acuarios que acaban de comenzar en la industria. Estas mascotas acuáticas nativas de Asia también se conocen como el pez luchador siamés. Es común si estás comenzando a tener peces en casa porque son fáciles de cuidar y el color que exudan es excepcionalmente elegante.

Hay días en los que tener bettas te dará dolor de cabeza. Preguntándose por qué tu pez betta no comer la cantidad correcta de comida es una preocupación válida, especialmente si es su primer pez en el acuario. Los patrones de alimentación y la elección de alimentos juegan un papel vital para mantener a sus peces sanos. Obtenga más información sobre los hábitos alimentarios habituales y los problemas que enfrentan los bettas.

¿Por qué el pez Betta no come?

Hay innumerables razones por las que su pez betta no come. En la mayoría de los casos, no es necesario preocuparse excesivamente por el cambio en los patrones de alimentación. Pero a veces, la salud de su pez beta puede estar en grave peligro si no encuentra la solución de inmediato. Estas son las razones comunes por las que su pez betta no come.

Se sabe que los bettas son quisquillosos a veces. Esto puede deberse a cambios menores en su comida, cambios de posición del acuario, cambios de agua y cualquier otro cambio menor en su hábitat o patrón de alimentación.

Una de las razones por las que se ponen quisquillosos es porque no les gusta su nueva comida. A algunos bettas les gusta apegarse a una marca y tipo de alimentos específicos. Asegúrese de anotar sus preferencias alimentarias para mantener su peso y apetito a la par.

  • El no conoce la comida

Lo más probable es que los bettas no coman porque no saben que ya los estás alimentando. Los nuevos bettas en el acuario tomarán un tiempo para conocer los alrededores, y alimentarlos los hará más cautelosos con las cosas que se les dan. Esto es especialmente cierto para algunos copos y gránulos.

Por lo general, no prestan atención a la comida porque no saben que ya es la comida que deben comer. Es importante reconocer que todo es ajeno a los bettas en un nuevo entorno.

  • Alimentos liofilizados o congelados

Algunos bettas pueden ser quisquillosos en términos del tipo de comida que tienen. A algunos de ellos no les gusta la comida congelada fría. Los bettas a menudo ignoran los alimentos congelados si notan que no son apetitosos cuando están fríos. Esto se mantiene cuando los dueños de peces betta tienen prisa y simplemente dejan caer la comida congelada en el acuario.

  • Alimentar demasiado a tu pez beta

La ansiedad puede apoderarse de los dueños de bettas y preocuparse de que su mascota no esté comiendo, solo para descubrir que ya han comido lo suficiente. Tenga en cuenta que el estómago de un pez beta es aproximadamente del mismo tamaño que sus ojos. Darle demasiada comida a tu pez beta solo le causará angustia e hinchazón.

Ser territorial es una de las características que poseen los bettas. Cuando hay un nuevo pez beta alrededor, se portan mal y cambian su estado de ánimo, incluidos sus hábitos alimenticios. Deje que su pez beta aprenda a llevarse bien con el nuevo en el acuario y observe más a fondo sus hábitos alimenticios.

La falta de variaciones en los alimentos es una de las causas por las que los bettas no comen mucho. La mayoría de los alimentos que se encuentran en las tiendas de peces para mascotas no es de alta calidad. Y no espera grandes ingredientes y preparaciones en la comida barata para peces. Los bettas a veces carecen de exposición a alimentos para peces congelados, secos y de otro tipo que no hayan probado.

  • Cambios de temperatura del agua

Las mascotas de sangre fría dependen en gran medida de la temperatura de su entorno. Y a medida que los peces beta nadan alrededor del acuario, los cambios repentinos en la temperatura del agua pueden hacer que se pongan irritables. Esto eventualmente puede conducir a una pérdida de apetito y cambios de humor. La temperatura del acuario también puede afectar el metabolismo y los niveles de energía de su pez beta.

Tener un nuevo acuario, mudarse a un nuevo hogar, cambiar la posición del acuario, son los pocos cambios que hacen los dueños de bettas que pueden cambiar significativamente el estado de ánimo y el apetito de su mascota acuática. Los bettas son sensibles a su entorno, y cualquier cambio en el acuario, los parámetros del agua y el hogar, en general, puede hacer que se pongan frenéticos al respecto.

¿Qué debo hacer si el pez Betta no come?

Las soluciones sobre qué hacer cuando su pez betta no está comiendo bien se basan en conocer la causa primero. Considere estas soluciones para mantener el apetito de su pez beta.

  • Observe bien si su pez beta solo está siendo quisquilloso. Esto a veces puede desaparecer en un día y solo se consumirá en las próximas comidas.
  • Continúe introduciendo la comida para asegurarse de que sepan que es hora de comer. Sea consistente con la hora en que los alimenta para que se familiaricen más con sus comidas.
  • Descongele primero la comida congelada y no se limite a tragar comida de pescado congelada.
  • Introduzca diferentes tipos de comida para peces para que estén más interesados ​​en comer. Considere tener una nueva marca y tipo; toma nota de las que más les gusten.
  • Limpia regularmente y asegúrate de que el agua no esté demasiado fría o tibia para tu pez beta. Compruebe también los niveles de amoníaco, fosfato y pH.
  • Intente alimentar en unas pocas horas si no comen después de que cambia el entorno.

¿Cómo prevenir que el pez Betta no coma?

Existe una medida preventiva sobre cómo evitar que su pez betta pierda el apetito. Consulte estos consejos para asegurarse de que su pez betta esté creciendo bien.

  • Esté atento y observe el patrón normal de alimentación de su pez beta.
  • Tome nota de cuánto tiempo ha estado comiendo mal su pez beta, ya que esto puede guiarlo sobre la causa raíz.
  • Asegúrese de tener alimentos de alta calidad fácilmente disponibles.
  • Verifique su dieta actual y averigüe qué comida les gusta más.
  • Verifique los parámetros del agua y cualquier cambio en el acuario.
  • Llévalos al veterinario cuando hayan pasado días desde que el pobre cambio en su apetito.

Conclusión

Notar un cambio en el patrón de alimentación de tu pez beta significa que eres lo suficientemente responsable como para saber que hay algo que ha estado molestando a tu mascota por la falta de apetito. Este cambio es algo que debe observar de primera mano para saber qué hacer al respecto.

Tu pez betta no comer suficiente es una señal de que algo ha cambiado en el acuario, su comida y el medio ambiente en general. Conocer las causas y actuar rápidamente sobre qué hacer al respecto te ayudará a evitar que tu pez beta tenga poco apetito durante mucho tiempo.