Saltar al contenido
TIPOS DE PECES EXÓTICOS

Porto Inírida, Colombia: un paraíso de peces ornamentales

Porto Inirida Colombia un paraiso de peces ornamentales

* Material cortesía de Jorge Marcelo Fernández del canal Acuario de peces salvajes

Traducción de Edson Rechi

Siempre tuvimos la idea de visitar este pequeño pueblo colombiano comparable a Barcelos en Brasil o Iquitos en Perú. Inírida, con solo unos 28 mil habitantes, tiene varios criadores de peces ornamentales, aquí encontraríamos un mundo de gente muy amable y amigos que nunca olvidaremos.

Al salir de Venezuela y abordar un ferry, que tardaría una hora en llegar a Puerto Inirida, recordamos que en la Amazonía los plazos no son reales, pero estamos acostumbrados y solo teníamos que relajarnos y disfrutar del viaje. Empresarios, familias enteras, varios sacos de peces ornamentales contrabandeados del lado venezolano, ciertamente destinados a pescadores, y hasta un niño de 3 años que fue dejado en el bote por su padre para que su madre lo recogiera en el destino. vino con nosotros El mundo de las grandes ciudades ya está extinto.

Completé el trámite burocrático para ingresar a Colombia y luego de dos horas nos hospedamos en el Hotel Puerto Inírida, donde nuestro amigo Wolverine nos estaría recibiendo de la mejor manera y dispuesto a ayudarnos en lo que necesitáramos.

Una hora después estábamos en uno de los principales recolectores de peces ornamentales “Los Pozos”. En el sitio Jason nos mostró todas las instalaciones, contando desde que se captura el pescado hasta que se empaca y se envía a Bogotá donde están esperando conexiones a Europa o Estados Unidos e incluso a distribuidores mucho más grandes en la capital colombiana.

Junto a Jason, recorrimos las pozas con un aporte constante de una pequeña tubería (afluente) que se desviaba de su cauce principal para fluir entre los denominados pozos, donde se encuentran grandes tetras Cardinal o H. severum, por ejemplo, como así como los Oscar (Astronotus sp) o las mantarrayas motoras (Potamotrygon motoro).

Como las imágenes valen más que mil palabras, aquí tienes fotos del lugar.

En este acuario hay miles de cardenales, muchos de ellos enormes llamados «jumbos». Este acuario tiene muchos cíclidos diferentes como Oscars y Severus. Este último nadando en grandes escuelas. Corydoras melanistius, espécimen adulto Potamotrygon motoro Semaprochilodus kneri Platydoras costatus Boulengerella lateristriga Cichla sp. Aequidens sp, muy probablemente A. diadema. Un ejemplar encantador con una coloración muy llamativa. Rineloricaria sp. Hemiodus gracilis Crenicichla sp. Tetra posiblemente del género Astyanax Heros severus Juvenil Heros severus Monocirrhus polyacanthus Monocirrhus polyacanthus, otro espécimen En esta foto vemos como es prácticamente imposible distinguir las hojas entre las hojas verdaderas. En esta foto hay tres peces. ¿Los encontraste? Apistogramma sp. Corydoras brevirostris Satanoperca daemon Pterophyllum altum juvenile Pterophyllum altum alrededor de los 4 meses Algunos peces del recolector de Los Pozos con Jason mostrando el paquete, en la parte de atrás de la habitación están las cajas donde se transportan, el tubo de oxígeno y las bolsas también son primeros planos .

Luego de disfrutar de este paraíso de peces ornamentales durante varias horas y conocer más sobre este mundo de los stockers, decidimos tomarnos un descanso y preparar un viaje de pesca completo, es decir, adentrarnos en la selva para ver a los pescadores de peces ornamentales de al lado y conocer más sobre ellos y los peces en su biotopo, algo que SIEMPRE sale de su enseñanza.

Pesca en Colombia:

En cuanto conocimos a Jason supimos que nos llevaríamos bien, nos contactó con un experimentado pescador, quien además nos regaló una hermosa Voladora (así llaman botes de aluminio) con un motor de 80 hp que tenía el hermano de Jason.

Llenamos el acuario de gasolina y más por si acaso y comenzamos el viaje saliendo a las 3:00 pm del 10 de noviembre, aunque la hora acordada era a la 1:00 pm.

Lo bueno es que solo llegaríamos en el momento en que realmente comenzara la recolección de varias de las especies que vamos a ver.

Pasando por las aguas cristalinas de Guaviaré y las aguas negras del río Inírida, donde se puede ver por varios kilómetros que las aguas tardan mucho en mezclarse por completo, llegamos a la comunidad Curipaco de “Guayabal” ubicada en N 04 ° 16. ‘22.4 «W067 ° 49’05.1» a las 5:00 pm. En el canal Anapo, afluente del Orinoco y aguas muy negras, con un paisaje hermoso y totalmente cubierto por una densa selva, un canal (río) muy oscuro donde las aguas negras se mezclan con el verde de la selva, generando un paisaje digno de película. paisaje.

Encuentro del Guaviaré y el Inírida, este último con aguas negras, las aguas se mezclan a lo largo de varios kilómetros.

Cuando llegamos a la comunidad nos enteramos que era hora de bañarnos, así que todos los chicos se bañaban en la costa, entonces sería el turno de las mujeres y por último los ancianos del pueblo, algo que nos explicaría nuestro guía y al experimentado pescador. Mauricio, también miembro de la comunidad.

En la Comunidad Guayabal nos recibieron de la mejor manera, con la predisposición que estas personas llevan en la sangre, tratando de ayudarnos en lo que sea y contándonos sus costumbres.

Allí vino a hablarnos el Capitán de la comunidad, un anciano que es respetado y consultado por todos, también es la voz dominante de la Comunidad.

Después de preguntarnos qué nos gustaría, nos dio permiso para que pudiéramos pescar en su río, que cuidan de una manera muy especial.

Aproximadamente a las 10:00 pm, haríamos el tramo final por el Anapo en una canoa de madera hecha de una sola pieza de árbol, hasta el bosque inundado para pescar P. altum, cardenales, varios cíclidos, entre muchos otros.

Lo primero que nos sorprendió es la forma en que pescan para alimentarse de Curipaco de este lado, es decir, del lado colombiano, que ciertamente en otros lugares también deberían hacer y es pescar con gafas de Snorkel, solo usan la máscara que llaman. de “Máscara” y con un arpón o lanza de mano con tridente o punta simple, pescan bajo el agua con una linterna cuando el pez está completamente dormido.

Ya habíamos visto en otras partes de la Amazonía cómo los pescadores de peces ornamentales pescan el disco (las tres especies) de noche con linternas, una técnica que ya es expandida por todos los pescadores de peces ornamentales en la Amazonía y que se utiliza en otras partes del mundo. .

Pesca de Pterophyllum altum de una forma muy especial:

He visto mucho sobre peces amazónicos y técnicas de pesca nocturna que son más rentables para los pescadores en zonas amazónicas, también las practicamos y hemos pescado varios cíclidos, Discus en otras ocasiones, Banderas, entre estos altum y otros, pero ¿qué haré? describir a continuación es algo que nunca había visto o imaginado y que retrata con precisión el trance en el que un pez, más precisamente un cíclido, se encuentra cuando duerme.

Ya habíamos capturado varios peces, Mesonauta insignis, P. altum, bagres, loricaridos, etc. con la técnica del faro y una red que en este caso ya diferencia de otras regiones de Brasil, esta es más grande y se llama NAPA. Esta técnica, que consiste em identificar o peixe adormecido entre os ramos de arbustos ou árvores que caíram na água ou mesmo da vegetação submersa da floresta, aproximando-se aos poucos, colocando lentamente a rede por trás e fazendo os peixes entrarem sem que percebam o Que esta pasando. Luego le quitan la red con el pez dentro y ella ni siquiera lucha por lo somnolienta que está, mostrándola a través de su pupila completamente dilatada.

M. insignis completamente dormido visto desde la superficie por la noche en la selva amazónica

Mauricio, como gran pescador que es, nos mostró una técnica aún más tradicional y que logró hacer una noche cuando perdió su red camino a la zona de pesca. Nos sorprendió mucho y también notamos cómo se encuentran estos cíclidos cuando duermen, un estado de vulnerabilidad impresionante y por eso buscan áreas protegidas con camuflaje y de difícil acceso para el depredador.

Y aquí les describo la técnica que grabamos alegremente en video y está en www.wildfishaquarium.com.ar o en el canal de youtube wildfishaquarium: Mauricio avistó una hermosa bandera Altum entre la vegetación que estaba entre varias ramas a unos 50 cm de profundidad, ya que tienden a estar tan cerca de la superficie porque buscan la temperatura del agua más cálida.

P. Altum visto entre la vegetación «durmiendo» por la noche, observe las bandas de color negativas

Colocó su raqueta debajo del pescado y, lenta y muy lentamente, la llevó a la superficie donde el pescado se inclinó sobre la parte plana de la raqueta hasta que quedó completamente sobre la paleta y allí, lentamente, la llevó a la superficie para ponerla en rumbo. a nuestra canoa y depositándola en la bolsa de pescado y ahí mismo el pescado se despertaba medio dormido.

¡Un Pterophyllum altum adulto fue «capturado» con un remo de canoa! ¡Fue increíble y no podíamos creer que empezáramos a salir de fiesta en medio de la jungla a las 3 de la mañana! Algo nunca visto y la escalada NUNCA descubrió que estaba saliendo del agua, el trance de los cíclidos cuando duermen es asombroso.

También pudimos filmar a M. insignis durmiendo bajo el agua, allí verán cuán vulnerable es el pez en ese momento.

M. Insignis «dormido» por completo. Fotografía sumergida. Dos adultos de Pterophyllum altum, uno pescó con un remo y el otro con la red conocida como NAPA.

Biotopo Cano Anapo

Agua Negra.

PH: 3.70

Temperatura: 28,5 ° C

En este biotopo pudimos ver como con un remo un pescador sacó del agua un altum adulto, trepando lentamente y sin dañarlo, también observamos anguilas grandes y algo muy particular que nos llamó la atención, este río nace en la selva y fluye al Orinoco con aguas no dañinas.Tan ácida como esta y con aguas semicrisas (por su mezcla con ríos de aguas claras), por lo que a medida que remontamos el canal Anapo se avistaban menos caimanes y en cierta medida se veían ninguno.

Esto lo habíamos visto en Atabapo, Venezuela, que no tiene caimanes por sus aguas ácidas, aunque no sé si por eso, pero nos sorprendió (en las aguas cristalinas de los ríos de alrededor). En cuestión de unos cientos de metros se fueron y los indígenas nos dijeron que era por el agua.

Algunos peces capturados en este hermoso biotopo, muchos de ellos se utilizan para alimentar comunidades y que cualquier aficionado a los peces ornamentales querría, en este caso algunos fueron capturados con arpón y servidos como alimento.

Un gran loricarid Hypsecara coryphaenoides adulto Platydoras costatus Pterophyllum altum Rhamdia sp., Posiblemente un demonio de R. quelen Hoplias aymara Impressionante Satanoperca con colores llamativos. Encantador ejemplar de Crenicichla sp, posiblemente C. aff. lenticulata. Son difíciles de encontrar en este patrón de color… Heros severus Nannostomus unifasciatus Potamorrhaphis petersi Tetras raros Brynocops sp. Aequidens chimantanus Mesoauta insignis Boulengerella lateristriga Cetopsis sp,

Les presento aquí a Mauricio que pescaba con remo en lugar de red y que nos dejó muchas lecciones.

Mauricio, con arpón y farol en busca de peces para alimentarse, en medio de la selva nocturna.

Conclusión

En conclusión, podemos decir una vez más y no nos cansemos de decir que con cada viaje a los diferentes biotopos de peces ornamentales aprendemos cosas nuevas. En este caso, las adaptaciones de los nativos para poder pescar, nunca hubiera imaginado que con un trozo de madera plano, en este caso un remo, sería posible pescar un Pterophyllum altum adulto.

También nos sorprendió cómo los nativos usan la máscara de buceo del mundo moderno para pescar. Se ve que las técnicas no siempre son las antiguas y que han ido evolucionando, hoy en día se utilizan linternas y máscaras de snorkel en esta región tanto para la pesca ornamental como para el consumo.

Principalmente me sale el color de los peces de agua ácida ya que las mismas especies en el Orinoco o Guaviare no tienen esos colores intensos de los pequeños afluentes de aguas negras, la verdad son ejemplares impresionantes si no ves que Crenicichla o Satanoperca son increíble.

Espero que hayan disfrutado de esta aventura en tierras que en tiempos de las FARC no pudimos visitar porque eran consideradas de gran peligro para los extranjeros, hoy esos tiempos quedaron atrás y esperamos poder disfrutar de la hermosa cantidad de peces ornamentales que ofrece esta región. nosotros. .

Jorge Marcelo Fernández

Agradecimientos

A mi familia por aguantar a este loco, a Alfredo, un compañero incondicional en la pesca y en la vida, a Perico por ayudarme con mi trabajo ya Heiko Bleher por su ayuda intelectual.

Bibliografía

Libro de discos 1, Aquapress Heiko Bleher

Libro del disco 2, Aquapress Heiko Bleher

Publicado en agosto de 2021