Saltar al contenido
TIPOS DE PECES EXÓTICOS

¿Qué tamaño alcanzan las tortugas de caja? Una guía para dueños de mascotas

1618782929 ¿Que tamano alcanzan las tortugas de caja Una guia para

¿Qué tan grandes son las tortugas de caja? Esa es probablemente una de las preguntas cruciales a considerar si está pensando en comprar una tortuga de caja.

Como tú, me he hecho esa pregunta varias veces, cuando estaba a punto de comprar una tortuga de caja.

Y, afortunadamente para usted, voy a hacer las cosas mucho más simples por su parte al revelar una respuesta detallada pero directa a esta pregunta.

Además, voy a compartir valiosas pepitas de información para ayudarlo a mantener una tortuga de caja feliz y saludable.

Antes de comprar cualquier tortuga, siempre investigo mucho para que sea más fácil para mi mascota y para mí.

Estudio su tamaño, requisitos, hábitat y dieta.

Y sé lo difícil que es obtener información confiable y de calidad. Es por eso que he creado esta guía detallada para usted y otros aspirantes a propietarios de tortugas de caja.

Siga desplazándose hacia abajo si desea mantener una tortuga de caja grande, saludable y alegre.

¿Qué tamaño alcanzan las tortugas de caja?

El tamaño más grande de tortuga de caja jamás registrado es de solo 7 pulgadas

En general, las tortugas de caja crecen alrededor de 4 a 6 pulgadas de tamaño, dependiendo de su género y dieta.

A diferencia de otras razas de tortugas, una tortuga de caja no crece grande y rápido. Y seguirán siendo pequeños, en términos de tamaño, incluso cuando se conviertan en adultos.

De hecho, el tamaño más grande de tortuga de caja jamás registrado es de solo 7 pulgadas.

En su mayor parte, las tortugas de caja crecen alrededor de 3 pulgadas en su primer año. Entonces, estas mascotas con caparazón crecerán entre 0,5 y 1 pulgada por año.

Su tasa de crecimiento depende de una variedad de factores, incluido el acceso a la luz UVB, su dieta y su sexo.

Factores que influyen en la tasa de crecimiento de una tortuga de caja

¿Quiere que su tortuga de caja mantenga una tasa de crecimiento constante e ideal? Luego, preste atención a estos útiles y valiosos consejos de expertos.

Dieta

La dieta de su tortuga de caja es, con mucho, el factor más crucial que afecta su tasa de crecimiento. Créame, ninguna tortuga de caja puede alcanzar su tasa máxima potencial de crecimiento sin una dieta adecuada y saludable.

Entonces, ¿cuál es la dieta ideal de las tortugas de caja? Estos reptiles mascotas son omnívoros, lo que significa que comerán carne, verduras y frutas.

Y, dado que las tortugas de caja comen diferentes tipos de alimentos, mantener una dieta equilibrada y saludable no debería ser confuso ni difícil.

Para una tasa de crecimiento constante y saludable, la dieta de su tortuga de caja debe tener estas opciones de alimentos:

  • Plantas acuáticas
  • Verduras
  • Frutas
  • Gusanos
  • Insectos
  • Pellets
  • Pescado
  • Carne

Cuando alimente a las tortugas de caja, asegúrese de que consuman cantidades adecuadas de proteína todos los días. La proteína no solo ayuda a mejorar su tasa de crecimiento, sino que también ayuda a desarrollar una cáscara más saludable y duradera.

Sin embargo, tenga en cuenta que el consumo excesivo de proteínas también puede ser peligroso para la salud de su mascota.

El consumo excesivo de proteínas puede conducir al desarrollo de piramidaciones, una enfermedad que provoca deformaciones en el caparazón de la tortuga.

El calcio es otro nutriente vital que debe estar en la dieta de su mascota. Todas las especies de tortugas necesitan este nutriente para su función muscular, huesos y caparazón.

Hablando de sus caparazones y huesos, las tortugas también necesitan fósforo para mantenerse en plena forma. Y, para absorber completamente el calcio que ingiere su tortuga, debe proporcionarles dosis saludables y adecuadas de vitamina D3.

Por lo general, estos importantes nutrientes se encuentran en vegetales de hojas verdes.

Otra cosa que vale la pena señalar es que las tortugas de caja jóvenes, especialmente las menores de 2 años, rara vez consumen otra cosa que no sea carne.

A pesar de que son omnívoros cuando son adultos, una tortuga de caja bebé prefiere comer carne.

Luz ultravioleta y área para tomar el sol

Tomar el sol es, sin duda, una actividad imprescindible para toda tortuga. Tomar el sol no solo regula la temperatura corporal de la tortuga, sino que también expone a su mascota a los rayos UVB.

Para las tortugas, la luz UVB es un elemento crucial para su salud. La luz UVB esencialmente ayuda en la producción de vitamina D3, mejorando en última instancia el consumo de calcio en el cuerpo de una tortuga.

Si su guarida de tortugas no tiene acceso a una luz UVB, su mascota no obtendrá la cantidad ideal de calcio. Esto, a su vez, conduce a una serie de problemas, que incluyen pudrición de la cáscara, cáscara blanda, enfermedad ósea metabólica y crecimiento anormal de los huesos.

Género

Las tortugas de caja machos son un poco más pequeñas en comparación con sus contrapartes hembras

Curiosamente, las tortugas de caja machos son un poco más pequeñas en comparación con sus contrapartes hembras. Las tortugas de caja machos, en promedio, crecen hasta 5 o 6 pulgadas. Las hembras, por otro lado, crecerán alrededor de 5 a 7 pulgadas.

Y, en lo que respecta al peso, las hembras también pesan más que los machos.

Entonces, si desea una tortuga de caja un poco más grande, debe optar por una hembra.

Sin embargo, determinar el sexo de la tortuga de caja no es tarea fácil, especialmente cuando son más pequeñas. Tenga en cuenta que sus órganos sexuales se encuentran debajo de sus resistentes conchas.

En el lado positivo, hay algunos detalles que te ayudarán a determinar si una tortuga de caja es macho o hembra.

La apariencia es un indicador vital del género de una tortuga de caja.

Las tortugas machos, por lo general, tienen una cabeza y patas coloridas. Esta característica única está diseñada por la propia naturaleza para atraer e hipnotizar a las hembras.

Además, las hembras tienen ojos marrones, mientras que los machos tienen ojos rojizos.

Sus garras también son diferentes. Las hembras tienen garras más rectas y delgadas. Los machos, mientras tanto, tienen garras curvas y gruesas.

¡Este video tiene toda la información crucial que debe conocer sobre las tortugas de caja!

La tasa de crecimiento de las tortugas de caja en la naturaleza

Las tortugas de caja salvajes son biológicamente iguales a sus contrapartes domesticadas. Pero, dado que viven en un entorno totalmente diferente, su tasa de crecimiento será ligeramente diferente a la de los que viven en madrigueras o acuarios.

Las tortugas salvajes no son tan afortunadas como las domésticas y resguardadas, en cuanto a comida.

Mientras que las tortugas como mascotas, como los peces de colores, son alimentadas por sus dueños todos los días, las que están en la naturaleza tienen que hurgar y buscar comida a diario.

Como resultado, su dieta no será tan equilibrada, saludable y diversa como la de una tortuga mascota, lo que significa que tendrán una tasa de crecimiento más lenta.

Las tortugas salvajes tienen la ventaja de tomar el sol. A diferencia de algunas tortugas mascotas, siempre tienen acceso directo al sol, que es una fuente mejor y más natural de rayos UVB que las lámparas UVB.

Quizás, la diferencia más significativa entre estos dos tipos de tortugas es el clima. Dado que las tortugas mascotas están constantemente sanas y salvas en casa, no tienen que enfrentar el duro clima cambiante en el exterior.

Las tortugas salvajes, sin embargo, tienen que lidiar con el clima cambiante, lo que también significa que tienen que lidiar con los fríos meses de invierno afuera.

Cuando llega el invierno, las tortugas de caja tienen que hibernar y permanecer inactivas durante unos 3 a 5 meses. Mientras hibernan, las tortugas salvajes apenas comen nada, lo que eventualmente frena su tasa de crecimiento.

¿Cómo crear el refugio perfecto para tu tortuga de caja?

Para un crecimiento óptimo, una tortuga de caja debe mantenerse en un refugio seguro al aire libre o en un corral que imite de alguna manera su hábitat natural. Siempre que la temperatura de su entorno no baje de 50 ° F, definitivamente prosperarán en este entorno.

El corral debe tener paredes de 19 pulgadas de alto con un saliente útil para evitar que su mascota se salga. Asimismo, debe tener lugares para esconderse, áreas sombreadas y soleadas, así como acceso al agua. Y, lo que es más importante, debería estar a salvo de cualquier depredador potencial.

Si no es posible mantener a su mascota al aire libre durante todo el año, intente hacerlo durante unos meses.

Para mí, es bastante complicado que las tortugas de caja prosperen en interiores. Sin embargo, si tiene que mantenerlo en el interior, puede usar un terrario con una capacidad de 40 litros o más.

Algunos propietarios de tortugas también convierten cajas de arena, piscinas para niños y bañeras grandes en refugios para tortugas para uso en interiores.

Un refugio interior requerirá una gran cantidad de esfuerzo y espacio para crear un ambiente adecuado para su tortuga de caja. No olvide equipar el recinto de la tortuga con lugares para esconderse, iluminación ultravioleta, un plato poco profundo para el agua y una fuente de calor.

Su tortuga de caja podría hibernar si se aloja al aire libre. Sin embargo, antes de dejarlos hibernar, debes asegurarte de que esté en excelente forma desde el punto de vista de la salud.

Si su tortuga de caja no está sana y decide hibernar, es posible que no se despierte.

Tenga en cuenta que las funciones corporales de una tortuga se ralentizan cuando hibernan. Por lo tanto, las tortugas enfermas y no saludables pueden no ser capaces de combatir la enfermedad cuando están profundamente dormidas.

Por cierto, al configurar un hogar para su tortuga de caja, tome nota de estos elementos esenciales.

Calor

Las tortugas de caja en su mayoría necesitan temperaturas diurnas que oscilan entre 70 y 80 ° F con un lugar para tomar el sol que es de 85 a 90 ° F. Cuando llega la noche, la temperatura puede bajar alrededor de 65 a 75 ° F.

Para ayudar a regular la temperatura, opte por emisores de calor de cerámica y una lámpara para tomar el sol.

Humedad

Estos reptiles mascotas prefieren un nivel de humedad del 60%. Y puede mantener este nivel nebulizando a diario y utilizando un sustrato que retenga un poco de humedad.

Encendiendo

No puede esperar que su tortuga de caja crezca y viva durante años sin iluminación UVB. Después de todo, es un elemento vital que metaboliza el calcio en la dieta de su tortuga.

Sin iluminación UVB, su tortuga puede desarrollar una enfermedad ósea metabólica y, peor aún, morir.

Estas mascotas necesitan iluminación UVB durante 12 horas, ya sea a través de una lámpara UVB o luz solar natural.

Sustrato

Elija un sustrato que sea bastante similar al entorno natural de las tortugas de caja. La mayoría de los propietarios de tortugas usan musgo, hojas y tierra libre de químicos.

Problemas comunes de salud de las tortugas de caja

Los problemas de salud pueden atrofiar la tasa de crecimiento de cualquier tortuga. Vigile a su tortuga y vea si tiene alguna de estas enfermedades.

Enfermedad metabólica ósea

La enfermedad grave más común entre estos reptiles es una enfermedad ósea metabólica, que es causada por una exposición insuficiente a la iluminación UVB.

Es una condición severa y dolorosa que debilita su hueso e incluso conduce a la muerte.

Infecciones respiratorias

Las infecciones respiratorias, causadas por la falta de humedad, son bastante comunes entre estas tortugas. Los síntomas suelen incluir sibilancias, falta de apetito, letargo y mucosidad alrededor de la nariz y la boca.

Si su mascota experimenta infecciones respiratorias con frecuencia, puede ser un signo de deficiencia de vitamina A.

Infecciones parasitarias

Las tortugas de caja son vulnerables a las infecciones parasitarias. Este tipo de enfermedad no suele mostrar signos y síntomas claros, pero puede ser diagnosticado rápidamente por un veterinario especializado en tortugas y reptiles.

Podredumbre de la cáscara

La pudrición de la cáscara es una enfermedad grave y dolorosa causada por una infección fúngica o bacteriana. Los síntomas incluyen una cáscara seca o agrietada, así como un olor desagradable emitido.

¡Descubre un montón de trucos y trucos para mantener una tortuga de caja viendo este video!

Preguntas frecuentes

¿Tiene alguna pregunta sobre las tortugas de caja? Eche un vistazo a la sección de preguntas frecuentes de esta guía y vea si tiene la respuesta a su pregunta.

¿Debería preocuparme si el crecimiento de mi tortuga de caja es bastante lento?

No hay nada de qué preocuparse, siempre que proporcione una dieta saludable y excelentes condiciones de vida a su reptil mascota. Cada mascota de tortuga es diferente y algunos de estos reptiles crecen más lentamente que el resto.

¿Muerden estas tortugas mascota?

Las tortugas de caja son, en general, mascotas pacíficas y tranquilas, lo que significa que no muerden. Aún así, debe evitar tocar el hocico de su mascota o manipularlo, ya que odian que lo carguen con frecuencia.

¿Puedo hacer que mi tortuga de caja crezca un poco más rápido?

A decir verdad, prácticamente no puede hacer nada más que brindarle el cuidado adecuado a su mascota. Solo tienes que esperar a que tu mascota crezca y esperar que tenga una genética excepcional.

¿Las tortugas machos son siempre más pequeñas que las hembras?

¡No exactamente! Pero suele ser el caso de la mayoría de las especies y razas de tortugas.

¿Cuánto tiempo viven las tortugas de caja como mascota?

Con el cuidado y el mantenimiento adecuados, una tortuga de caja en cautiverio puede vivir hasta 50 años.

Para finalizar

Las tortugas de caja, con el cuidado adecuado, pueden crecer hasta 7 pulgadas de tamaño. Si bien su tamaño máximo no es exactamente alucinante, tener una tortuga de caja puede ser una experiencia bastante emocionante y alegre.

Las tortugas de caja son mascotas encantadoras, amigables e inteligentes que pueden darle vida a tu hogar. Y, lo mejor de todo, pueden ser sus mejores amigos de por vida, ya que viven mucho más tiempo que la mayoría de las mascotas.