Saltar al contenido
Peces exóticos

¬ŅQu√© tipos de filtros para acuarios existen?

Qué tipos de filtros para acuarios existen
Qué tipos de filtros para acuarios existen

 

La filtración es uno de los factores determinantes para el éxito de su acuario.

Clasifica la filtración como el pulmón o el corazón del acuario.

Es a través de la filtración que tendremos agua limpia y de calidad, dejándola cristalina, inodora y habitable para peces y plantas de todo tipo.

Filtración de acuarios: Formas de filtrado y tipos de filtros

En la naturaleza el agua se renueva en todo momento, donde los residuos se descomponen y diluyen r√°pidamente.

En el acuario, un sistema cerrado con poca agua, esto no ocurre y puede convertirse en un ambiente extremadamente tóxico a corto plazo.

Estos desechos incluyen el amoníaco liberado por las heces y la orina de los peces, los alimentos no consumidos y otros materiales en descomposición.

Incluso en peque√Īas cantidades, el amon√≠aco puede matar a los peces r√°pidamente.

La sobrealimentaci√≥n, muchos peces de gran tama√Īo o en poco espacio, junto con una mala filtraci√≥n, la probabilidad de que los niveles de amon√≠aco aumenten a niveles alarmantes es real.

Para ello, necesitará una filtración eficiente para mantener la calidad del agua.

Por lo tanto, la necesidad de invertir en una filtración eficiente y funcional.

Podemos afirmar con precisión que la mayoría de las causas de enfermedades y dolencias en nuestros peces se deben a problemas de calidad del agua, así que no piense en ahorrar en este tema.

Se recomienda com√ļnmente tener un filtro con un flujo entre 5 y 10 veces la capacidad total del acuario por hora (L/h), pero hay muchas variaciones seg√ļn la especie de peces que se tenga o los tipos de filtros.

Para los peces peque√Īos y medianos se puede utilizar esta regla, pero para los peces grandes, o un acuario con muchos peces, es ideal utilizar la tasa de flujo anterior.

Tengan en cuenta que el tama√Īo del filtro es igualmente importante, as√≠ como los elementos de filtro utilizados en √©l.

Por ejemplo, para un acuario de 200L con peces de tama√Īo peque√Īo a mediano, deber√≠amos tener un flujo m√≠nimo de 1000L/h.

Si este mismo acuario contiene un poco más de peces o peces grandes, debemos considerar un flujo mínimo de 2.000L/h.

Es preferible tener siempre dos filtros (excepto en el sumidero).

Como ejemplo, si usted está usando una base de flujo de 2000L/H para su acuario, elija usar dos filtros con una tasa de flujo de 1000L/H en lugar de sólo uno con una tasa de flujo de 2000L/H, de esta manera usted tendrá una filtración más eficiente y si uno de los filtros se detiene por alguna razón, usted tendrá el otro trabajando hasta que reemplace el filtro roto.

A√ļn as√≠, en lo que respecta al flujo de agua, debemos recordar que algunos filtros como los que est√°n dentro del acuario pueden causar un ambiente lotico en el acuario, algo que no es muy apreciado por la mayor√≠a de las especies tropicales, con algunas excepciones.

Y finalmente, no siempre tener un flujo fuerte indica que tiene una filtración eficiente. Vale la pena recordar que los medios filtrantes son de igual o mayor importancia que el flujo del filtro.

Básicamente hay tres formas de filtrado: biológica, química y mecánica

Filtración biológica:

Como su nombre lo indica, está hecho por bacterias que utilizan el oxígeno para realizar procesos como la descomposición de la materia orgánica del resto de los alimentos, las hojas muertas, etc.

Las bacterias benéficas se adhieren en su mayoría a colonias fijadas en cualquier superficie que tenga un mínimo de porosidad como en el sustrato, los adornos, las plantas y los medios situados en el interior del filtro.

Act√ļan permanentemente para tener el equilibrio deseado en nuestro peque√Īo ecosistema.

En resumen, descomponen el amoníaco y el nitrito (letal para los peces) en compuestos menos tóxicos (Nitratos).

Todavía hay una cantidad pífia de bacterias en suspensión en el agua, pero éstas son secundarias y no tienen prácticamente ninguna función en el sistema de filtrado.

Las plantas también absorben amoníaco de forma secundaria. Para que las bacterias beneficiosas sobrevivan sólo necesitan un lugar para alojarse y nutrientes (Nitrógeno y Oxígeno).

Por lo general, los medios destinados a la filtraci√≥n biol√≥gica deben alojarse en el interior del filtro poco despu√©s de la filtraci√≥n mec√°nica, porque la colonia de bacterias ya recibe agua libre de residuos de mayor tama√Īo que son retenidos por la filtraci√≥n mec√°nica.

La filtración biológica, como se puede ver, es vital para el acuario; sin embargo, se produce con relativa lentitud, especialmente en los acuarios de reciente creación o en los que presentan fluctuaciones e inestabilidades.

Filtración química:

Este tipo de filtración tiene como objetivo eliminar sustancias a nivel molecular.

Estas sustancias pueden estar polarizadas (iones) y no polarizadas (moléculas).

Se hace exclusivamente por medio de carbón activado (carbón activado) o similar, que retienen las moléculas a través de microporos que eliminan los olores y los gases en el agua.

Muchos acuaristas prescinden del uso de la filtración química debido a la absorción de los nutrientes que requiere el sistema del acuario, como en el caso de los acuarios con plantas. Otros acuaristas están a favor del uso, debido a este agotamiento de los nutrientes minerales que ocurre naturalmente con el tiempo.

El hecho es que variando el tipo de configuración y necesidad, el acuarista debe analizar cuidadosamente si compensará el uso.

El uso de medios destinados a la filtraci√≥n qu√≠mica debe suspenderse mientras se administran las drogas o cualquier otro elemento, como el fertilizante l√≠quido, que absorber√° selectivamente da√Īando el resultado esperado.

La cantidad de carb√≥n activado utilizada puede variar de 1g/L a 2g/L seg√ļn sea necesario y debe cambiarse mensualmente o cuando se haya producido la saturaci√≥n.

Adem√°s del carb√≥n activado com√ļn, hay otros materiales para la filtraci√≥n qu√≠mica como las resinas desionizantes que tienen una buena capacidad para absorber los iones disueltos en el agua.

Aunque son relativamente caras en comparación con el carbón activado, son mejores para absorber ciertas sustancias en las que el carbón activado deja algo que desear.

Las resinas renovables también están disponibles en el mercado hoy en día, hacen la misma función que el carbón activo, pero las resinas se pueden regenerar después de lavarlas en agua sanitaria. La ventaja de esto es que su uso es prolongado.

Aunque tiene un valor superior al del carbón activo, a largo plazo compensa su uso debido a su capacidad de ser regenerado innumerables veces.

Filtración mecánica:

A través de este tipo de filtrado se retienen las partículas más grandes (orgánicas e inorgánicas) suspendidas en el agua.

Normalmente se hace a través de materiales como la esponja o el perlón (manta acrílica).

Preferiblemente debería ser la primera etapa del filtro, funcionando como un colador y liberando el agua más pura a los otros procesos de filtrado.

Debe cambiar estos elementos a medida que se satura, lo que suele ocurrir semanal o quincenalmente, dependiendo del n√ļmero de peces que tengamos en el acuario.

El intercambio de este elemento es de extrema importancia, ya que si lo mantienes saturado de suciedad su eficiencia disminuir√° dr√°sticamente.

Ser√° lo mismo que limpiar la sala de estar y siempre tirar la suciedad debajo de la alfombra… una hora se saturar√° y comenzar√°n a surgir problemas.

Orden de filtrado

Como se ha indicado anteriormente, deber√≠amos tener preferentemente la primera etapa con filtraci√≥n mec√°nica, luego la filtraci√≥n qu√≠mica y biol√≥gica o la filtraci√≥n biol√≥gica y qu√≠mica, seg√ļn el patr√≥n de posicionamiento del medio de su filtro.

Adem√°s de las tres etapas indicadas, tambi√©n podemos tener secciones complementarias seg√ļn la necesidad, como el uso de materiales alcalinizantes, acidificadores, removedores de amon√≠aco, etc.

El uso de etapas complementarias depende mucho del tipo de filtro utilizado y del espacio en su compartimento, nunca sature su filtro con elementos innecesarios.

Tipos de filtros

Hay varios tipos de filtros en el mercado con numerosos modelos y marcas. Se pueden clasificar en dos tipos: filtros internos y externos.

Los filtros internos tienen el atractivo de tener un valor menor, pero estéticamente puede no ser agradable, además de ocupar espacio dentro del acuario.

Los filtros externos tienen un valor m√°s alto, pero con atractivos como su f√°cil mantenimiento y un espacio interno superior en algunos casos.

A continuación se presentan los tipos de filtros más comunes:

Filtro biológico de fondo (FBF)

Ciertamente el m√°s utilizado por los acuaristas brasile√Īos, principalmente porque tiene un costo muy bajo y mucho m√°s por falta de informaci√≥n.

B√°sicamente consiste en placas de pl√°stico que se colocan bajo el sustrato.

De estas placas salen torres, donde se inserta una bomba sumergida o una piedra porosa unida a alg√ļn aireador (com√ļnmente conocido como ¬ębomba de aire¬Ľ).

Su filtración se hace a través de la grava, donde se asientan las bacterias beneficiosas.

La bomba forzará al agua a pasar a través de la grava cerca de las torres, proporcionando el oxígeno y la materia orgánica para el proceso biológico por las bacterias adheridas al sustrato.

Muchos están en contra del uso de este filtro y otros a favor, pero esto no se discutirá en este artículo.

Lo que puedo indicar es que este tipo de filtro funciona, incluso con sus limitaciones, pero debería ser utilizado por acuaristas más experimentados.

Filtro canister

Tu nombre lo dice todo (canister = depósito). Este tipo de filtro consiste en un depósito, donde se colocarán todos los elementos filtrantes, acomodados en estantes o cajones.

El flujo de agua pasar√° vertical u horizontalmente, dependiendo del tipo de recipiente.

Ciertamente estos filtros son uno de los mejores hoy en d√≠a, el punto negativo es su valor prohibitivo, pero puede ser una buena inversi√≥n debido a la gran elecci√≥n de configuraciones que puede utilizar el acuarista seg√ļn las necesidades del acuario.

Este tipo de filtro se queda fuera del acuario, causando m√°s espacio interno para los peces, hay versiones compactas que se quedan dentro del acuario, pero ambas son excelentes.

Filtros de suspensión

Su nombre también indica el tipo de filtro.

Funciona externamente, donde el agua circula a través de ella y regresa al acuario por gravedad o bombeo.

Se considera el mejor filtro de costo-beneficio y actualmente hay varios modelos y marcas para todos los gustos y bolsillos.

En general, todos los modelos contienen recambios con filtraci√≥n qu√≠mica/mec√°nica/biol√≥gica, pero podemos personalizar la filtraci√≥n seg√ļn las necesidades del acuario.

Filtros colgantes (internos)

Filtro muy pr√°ctico para ser usado en el acuario, principalmente como un segundo filtro o reserva en alguna emergencia, colgado en el cristal.

Su método de filtración consiste en una bomba que extrae el agua del acuario, forzando el paso a través del compartimento del filtro donde se pueden colocar varios materiales filtrantes, volviendo al acuario.

Suele tener un flujo fuerte, hay que tener en cuenta su uso cuando hay muchos peces peque√Īos o alevines que pueden ser aspirados f√°cilmente por el filtro.

En este caso, deje la velocidad de flujo establecida para un flujo m√°s lento o proteja la entrada del filtro con alguna malla o similar, evitando que los peces sean aspirados.

Filtros internos

Similar a los filtros colgantes.

Como su nombre lo indica, se utiliza internamente en el acuario donde una bomba sumergida est√° sujeta a una carcasa. Har√° que el agua pase a trav√©s del acuario filtr√°ndose seg√ļn el medio filtrante utilizado en su interior.

Tiene la desventaja de ocupar espacio internamente, por lo que no se recomienda su uso en acuarios peque√Īos.

Filtro de arena fluidificada

Excelente s√≥lo en filtraci√≥n biol√≥gica, consiste en una bomba acompa√Īada de un prefiltro, donde se acoplar√° a un recipiente que tiene una arena espec√≠fica, lo que favorece una gran colonizaci√≥n de bacterias. S

e lijan interrumpidamente por la circulación del agua, beneficiando exclusivamente a las bacterias aeróbicas.

Se utilizan ampliamente en grandes acuarios o en peceras que requieren una calidad de agua superior.

Filtro de sumidero

Este tipo de filtro se basa en un acuario adicional, en el que el agua del acuario principal se recoge por gravedad o sifonado, pasa a través del acuario formado con varios elementos filtrantes, separados por secciones, y devuelve el agua bombeándola al acuario principal.

El volumen de agua en el acuario (tama√Īo) debe ser al menos el 20% del total del acuario principal, cuanto m√°s grande mejor.

Uno de los principales aliados de este tipo de filtración es su facilidad de mantenimiento.

Su √ļnico inconveniente ser√° si su acuario ya est√° montado, ya que algunas monturas con este tipo de filtro pueden requerir agujeros o cortes en el cristal del acuario.

Recomendado especialmente para los grandes acuarios que tienen peces grandes.

Filtro de plantas

Su uso consiste en la utilización de plantas emersas como elementos filtrantes. Su objetivo es eliminar compuestos como el nitrógeno y el fósforo, entre otros.

Estas plantas pueden utilizarse tanto en suspensión dentro del acuario como fuera, con desventaja para la primera opción, ya que las raíces no siempre son estéticamente agradables, o incluso por el bloqueo de luz que estas plantas pueden causar a las plantas situadas en la región inferior del acuario.

El uso externo consiste en el uso de una artesa, maceta o similar, donde el agua pasará a través de las plantas y volverá al acuario, en este proceso las plantas realizarán el proceso de filtrado.

Se recomienda su uso cuando hay un exceso de nutrientes en el agua.

Con el exceso de nutrientes en el agua se puede favorecer la aparición de algas.

Filtros desionizantes

Este tipo de filtro se basa en la absorción de iones (que pueden ser catiónicos y aniónicos) disueltos en el agua, a través de resinas específicas que tienen como objetivo obtener un agua libre de impurezas químicas.

El agua pasa a través de una cierta cantidad de resinas, que retendrán los iones contaminantes.

Debemos prestar atención a la calidad de las resinas, así como a la cantidad y velocidad con que el agua entra en contacto con ellas, para que el filtro funcione de manera eficiente.

Filtros de ósmosis inversa

A pesar de su alto costo, este tipo de filtro se utiliza ampliamente para obtener agua con un alto grado de pureza.

No se utiliza directamente en el acuario, sino como fuente de agua que se reacondiciona mediante la adición de productos químicos destinados a obtener un alto grado de pureza del agua.

Com√ļnmente este tipo de filtro tiene una entrada de agua y dos salidas, donde el agua pura y el agua rechazada saldr√°n.

Su proceso de filtrado es bastante lento, pero muy efectivo.

Filtro UV

No es un filtro, pero siempre se cita como tal por su eficiencia en la esterilización del agua.

Act√ļa a trav√©s de la circulaci√≥n de agua en un recipiente, donde se coloca una l√°mpara ultravioleta. Emitir√° una radiaci√≥n esterilizadora eliminando las c√©lulas vivas (bacterias, algas, etc.) que se encuentran libremente en el agua, mediante la destrucci√≥n de su ADN.

Para un mejor uso de la acción de la lámpara UV, deberíamos tener un flujo de agua lento (por ejemplo, una lámpara UV de 15W, el flujo debería estar entre 300 y 500 L/H).

El cambio de la lámpara es necesario porque se debilita con seis meses de uso interrumpido, volviéndose cada vez menos eficiente.

Su uso no es efectivo contra las bacterias azules, petequias o algas que se adhieren a los objetos.

Algunas personas utilizan este filtro de forma interrumpida, siendo ideal su uso sólo después de la aparición de algas en suspensión o cuando hay brotes de enfermedades.

Su uso espor√°dico como preventivo es tambi√©n una buena alternativa, aumentando la vida √ļtil de la l√°mpara UV.

Filtro de espuma interno

Se utiliza ampliamente en baterías de acuarios o acuarios de cría, debido a su practicidad.

Es necesario utilizar un compresor de aire o una bomba sumergida, donde éstos se acoplen con espuma y realicen una filtración mecánica y biológica.

No debe utilizarse en grandes acuarios y su eficacia es cuestionable.

Filtro de emergencia (Filtro de ayuda)

Muy utilizado cuando hay algas verdes en suspensi√≥n, o incluso cuando queremos retener peque√Īas part√≠culas suspendidas en el agua de manera m√°s eficiente, haciendo que el agua sea m√°s cristalina.

Básicamente consiste en un cartucho y unido a una bomba sumergida, donde aspirará las partículas ya que perderá eficiencia con el curso de su uso.

Nunca debe utilizarse para la filtración biológica. Su nombre sugiere, ¡utilícelo sólo en emergencias!

Los tipos m√°s comunes de medios filtrantes:

Arena fluidificada:

Ver el filtro de arena fluidificada arriba.

Bolas biológicas :

Muy utilizadas en los filtros secos-h√ļmedos para la filtraci√≥n biol√≥gica.

Esponja o espuma :

Efectos de la filtración mecánica. Debe ser lavado o reemplazado cuando esté saturado.

Manta de perlón o acrílico :

Efectos de la filtración mecánica, muy utilizada por su eficacia y bajo coste.

Reemplace cuando esté saturado.

Cer√°mica:

Ampliamente utilizada para fijar la colonia de bacterias beneficiosas.

Nunca te laves directamente con agua del grifo, usa sólo con tu propia agua de acuario.

No requiere ser reemplazado, pero debe ser regenerado completamente en agua sanitaria cada seis o doce meses.

Para ello, lavar la mitad de la cerámica y la otra mitad después de un mes, así no se perderá toda la colonia de bacterias adheridas a la cerámica.

Carbón activado:

Lleva a cabo la filtración química por su alta eficacia en la absolución de numerosas sustancias como el cloro, los medicamentos y los gases en general. Debe cambiarse cada 15-30 días.

Plantas:

Ver filtración biológica arriba.

Fibra de helecho o turba :

Tiene el poder de acidificar el agua a corto plazo. Tenga en cuenta que la fibra de helecho de árbol está en riesgo de extinción y que se deben utilizar otras alternativas como la fibra de coco.

Dolomita:

Se utiliza en bolsitas para endurecer y alcalinizar el agua.

Removedores de amoníaco o nitrito:

Se utiliza en bolsitas para eliminar el amoníaco o el nitrito del agua. Su uso debe ser sólo en emergencias.

Eliminador de fosfatos:

Igual que el anterior, elimina el fosfato del agua, una de las principales causas de las algas.

Química en general:

Igual que la anterior. Cada uno presenta una propuesta para la eliminación de una determinada sustancia del agua o incluso para cambiar la química del agua, como acidificarla, alcalinizarla, suavizarla o endurecerla.

Conclusiones

Hay muchos tipos de filtros para tu acuario, desde los m√°s simples hasta los m√°s sofisticados.

Cada uno tiene su funci√≥n dentro del tama√Īo requerido de su acuario y su necesidad real.

Tenemos que tener en cuenta que no tiene sentido tener el mejor sistema de filtrado, y no seguimos algunas reglas b√°sicas como:

  • Superpoblaci√≥n. Nunca sobrepobles tu acuario.
  • Mantenimiento inadecuado del filtro. Tener un mantenimiento minucioso y peri√≥dico.
  • Mantenimiento ineficiente del acuario (sifonaje y cambios parciales). Realiza sifones y cambios parciales semanales o quincenales seg√ļn las necesidades de tu acuario.
  • Exceso de comida (sobras). Nunca sobrealimente a sus peces y evite dejar sobras excesivas. Es m√°s f√°cil para usted perder sus peces por exceso que por falta de comida.

Recuerde

Los filtros son √ļtiles para mantener su acuario (vital), y no prescinden de los cambios parciales de agua y el sif√≥n.

La renovación del agua, combinada con una filtración eficiente, difícilmente tendrá problemas de enfermedades, alto amoníaco y muerte de nuestros peces, evitando la desilusión con el hobby.

Los acuarios grandes son m√°s estables, siendo m√°s adecuados para los principiantes, ya que camuflar√° los errores iniciales de los nuevos acuaristas.

Por lo tanto, cuanto m√°s grande es el acuario, menos se mantiene y mejor es su estabilidad a medio plazo.

Cuando hacemos cambios parciales (TPA), siempre debemos utilizar un buen acondicionador para eliminar el cloro y los metales pesados entre otras sustancias que da√Īan cualquier forma de vida.

Preste siempre atención a los ajustes de pH, dureza, amoníaco, alcalinidad/acidez y temperatura del agua nueva para evitar problemas.

Algunos peces son m√°s sensibles a estas variaciones, otros no tanto.

Averigua qué filtro es el mejor para las necesidades de tu acuario y buena suerte.